0
Industrias Creativas

PATRIMONIO INTEGRAL

www.wazogate.com

Es evidente que ningún ser humano, por inhumano que sea, puede quedar impasible ante lo acontecido en la comarca extremeña Sierra de Gata durante este verano. Hemos podido leer artículos en los diarios que apuntan a la descoordinación de medios en la extinción o la falta de limpieza y conservación, comentarios en las redes sociales que aluden a la nueva Ley de Montes… en definitiva, hemos palpado la indignación de la gente. En mí, este hecho ha provocado retomar el tema del Patrimonio Integral.

La conservación, enriquecimiento y difusión del patrimonio histórico constituye, en un Estado social y democrático de Derecho, una obligación de los poderes públicos que aparece jurídicamente consagrada en la Constitución Española de 1978, en su artículo 46 concretamente.

El texto fundamental que desarrolla este artículo de la Constitución es la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, desarrollada a su vez por el RD 111/1986, de 10 de enero, modificado por RD 64/1994, de 21 de enero.

El siguiente paso de concreción es, tras la transferencia de las competencias del Estado a las Comunidades Autónomas, la Ley 3/2011, de 17 de febrero, de modificación parcial de la Ley 2/1999, de 23 de marzo, regula la gestión  del Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, una región con tres Ciudades Patrimonio de la Humanidad  –Cáceres, Guadalupe y Mérida- así como entornos naturales de la talla del Parque Nacional de Monfragüe, reconocido por la UNESCO como Reserva de la Biosfera en 2003.

EXTREMADURA 3D from daniel salas alberola on Vimeo.

Esta  ley de ámbito regional salió a la luz tarde con respecto a otras homólogas, como la de Andalucía o Castilla La Mancha, que fue la primera de ellas – Ley 4/1990, de 25 de mayo, del Patrimonio Histórico de Castilla-La Mancha-. Es una ley que nació mirando a las demás en lugar de centrarse en los bienes del territorio que iba a amparar. Ello se manifiesta, junto con los diez años de retraso, en sus apellidos “Histórico y Cultural”.

«Las leyes –regionales- fueron utilizando de forma casi alternativa un adjetivo o el otro, llegando a un verdadero empate técnico cuando en 1999 Extremadura publicó la suya, a la que denominó “Histórico y Cultural” sin que apenas pudiera comprenderse la razón o la diferencia.»

                                            María Ángeles Querol en su Manual de Patrimonio Cultural

Tras esta puntualización, y lejos de querer resumir la norma extremeña, nos vamos a centrar en un aspecto en el que he reflexionado estos días tras el incendio y ver una de las fotografías de mi archivo. Tiene que ver con los límites del concepto de cultura, o más estrictamente con el de patrimonio.

En Extremadura, al igual que en otras tierras, la relación del hombre con la naturaleza sigue siendo muy estrecha. Por ello, el patrimonio cultural no se puede cercenar y separar del patrimonio natural, éste forma parte de aquél, o incluso al revés si se quiere. Los valores patrimoniales de índole geológica, paisajística y natural han sido en muchas ocasiones testigos cómplices de hechos y testimonios culturales o etnográficos de gran importancia, y por ello son imprescindibles para la comprensión de los mismos.

«…además de los restos arqueológicos ya citados, en el interior de la cavidad se encontraron huesos humanos, conchas, fragmentos de material carbonizado, grabados y otros restos cuya interpretación apunta a un posible uso funerario de la cueva».

Por J. Ramón Mélida sobre las cuevas de Fuentes de León (Badajoz), en el Catálogo Monumental de España (1925).

El Castillo de Medellín configura el paisaje extremeño del mismo modo que lo configuran los olivos de la sierra que encumbra, o el río Guadiana que pasa a sus pies –hoy cubierto por un manto de una especie no autóctona, el “camalote”-. En este sentido, no concebimos que se den dos normas distintas para proteger el maravilloso tándem que conforman, la Ley de prevención y calidad ambiental de la Comunidad Autónoma de Extremadura y la ya mencionada Ley del Patrimonio Histórico y Cultural.

Pero esta línea de pensamiento no es nueva, se viene defendiendo desde hace tiempo por estudiosos del ramo como Alfonso Moure o Iñaki Arrieta-también tiene sus opositores-. Sale a la palestra el concepto de Patrimonio Integral, alejándonos de la dicotomía entre el patrimonio cultural y el patrimonio natural. De este modo, el gestor cultural puede acercarse al estudio y conocimiento de los valores patrimoniales que poseen los territorios de una forma completa, diseñando planes estratégicos con coherencia, no olvidando que la labor que desempeña es considerada en muchos ámbitos como uno de los pilares de la sostenibilidad.

Timelapse «Un Paseo por Extremadura» from César Olivares Corraliza on Vimeo.

Son ya muchos los profesionales del sector que ven la cultura como un pilar fundamental de la sostenibilidad, junto con el equilibrio ecológico, el crecimiento económico, y el progreso social. Esta idea fue propuesta por el australiano Jon Hawkes y desarrollada por Jordi Pascual, Xavier Cubeles y Ezequiel Baró entre otros.

Concluimos diciendo que el desarrollo sostenible debe entenderse con un sentido holístico, no se puede basar únicamente en el balance medioambiental. Además, el concepto de sostenibilidad no siempre ha estado presente en la labor cotidiana de gestores y analistas culturales, en ocasiones se ha echado en falta cierta sensibilidad. Así, la reflexión y concienciación social son un primer paso para llegar a la práctica.  ¿Para cuándo una ley de Patrimonio Integral?

Para Saber más:

Catálogo on line http://biblioteca.cchs.csic.es/digitalizacion_tnt/

Moure, A. (ed.) (2000). Patrimonio Cultural y Patrimonio Natural. Una reserva de futuro. Santander. Universidad de Cantabria.

Arrieta, I. (ed.) (2010). Museos y Parques Naturales: Comunidades Locales, Administraciones Públicas y Patrimonialización de la cultura y la naturaleza. Bilbao. Universidad del País Vasco.

Leguina, J. y Baquedano, E. (eds.) (2000) Un futuro para la memoria. Sobre la administración y el disfrute del Patrimonio Histórico Español. Madrid. Visor.

Hawkes, J. (2001): The fourth pillar of sustainability. Culture’s essential role in public planning. Victoria, Australia: Cultural Developmen Network.

Acerca del autor

Víctor Donaire

Profesor y educador

Te Puede Interesar

0 0 vota
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Pin It on Pinterest

0
Nos gustaría saber lo que piensas, por favor comentax
()
x