0
Industrias Creativas

Vicende: Los Cuatro Ríos

Los Cuatro Ríos

El “anno domini” 455 pasó a la historia por el famoso “saqueo de Roma” perpetrado por la población de los vándalos germánicos comandado por el rey Genserico. La leyenda cuenta que el paso de los bárbaros fue uno de los más devastadores en la historia de la Ciudad Eterna, sólo comparable con el gran incendio de Roma del 64 después de Cristo. En realidad, no muchos saben que Genserico no arrasó la ciudad, ni dañó ningún monumento, ni profanó cualquier expresión artística. El rey de los vándalos simplemente hizo acopio de una gran cantidad de oro, plata y objetos de valor, sin embargo el saqueo no dañó la ciudad en gran medida.
Mientras el saqueo y el robo están igualmente de moda en 2015, el respeto por las expresiones de la vida en forma de arte parece más bien haber disminuido en comparación con la época tardo-antigua. Me refiero a los acontecimientos que sucedieron antes del partido de fútbol Roma-Feyenoord de 19 de febrero, cuando algunos aficionados del equipo holandés, deterioraron monumentos que son manifiesto de Roma en todo el mundo. Lo que sucedió suena como un acto serio hacia una ciudad que sólo hasta el año pasado fue galardonada por su “belleza” a los Oscar precisamente por la película “La grande bellezza”.

Documental sobre Bernini de la BBC, por Simon Schama. Bernini from Gabe on Vimeo.

Si bien es cierto que el arte crea belleza, también es cierto que la ignorancia engendra “vandalismo”, aunque no me gusta usar esta palabra, porque tengo demasiado respeto por los que, paradójicamente, como vándalos hace 1.500 años, fueron capaces de detener y “al menos en parte” respetar bienes, trajes y obras del desconocido.
Aunque hay circunstancias atenuantes, como el entusiasmo por un simple partido de fútbol, la rivalidad con el oponente por una noche y por qué no también los ríos de alcohol bebido, no tienen que justificar el daño de una obra como “Los Cuatro Ríos” de Bernini; que no sólo es un trabajo a nivel artístico, sino también a nivel de la ingeniería.
Cada obra tiene su propia historia, cada nación tiene su arte; el respeto por la historia y el arte de un pueblo es el respeto a las personas. Esas personas mencionadas son nuestros conciudadanos, ya que todos somos parte de la Unión Europea. Cualquier daño que infligimos a nuestros conciudadanos también es perjudicial para nosotros mismos; de alguna manera todos tenemos un pasado común que nos une.
Mi historia es su historia; hay que respetarla; su arte es mi arte, tienes que mostrarlo.

Acerca del autor

www.wazogate.com
Alessandro Venturini

Considerad Vicende como una gentilezza y vinculaos a mí para debatir y comprender el futuro de un pasado, que ha sido, y que quizás volverá.

Te Puede Interesar

0 0 vota
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Pin It on Pinterest

0
Nos gustaría saber lo que piensas, por favor comentax
()
x