0
Industrias Creativas

El llanto

El llanto

Ante todo, buenos días.

El poema que a continuación podréis leer forma parte de mis últimos proyectos literarios. La característica principal de mi obra, su esencia, radica en la intención latente de ofrecer alternativas. Si bien la poesía más extendida a día de hoy es un tipo de poesía directa, sobria, carente casi en su totalidad de metáforas, mi obra tiene como base este último recurso. Los que han tenido oportunidad de leer una parte de la misma tienden a calificarla como »extraña» e incluso »incomprensible», pero no podría ser otra mi intención cuando busco darle aire fresco a las actuales corrientes haciéndome hueco con la contradicción.

Mis poemas versan, en su mayoría, sobre cuestiones que van más allá del sentimiento. Son versos grandemente influenciados por la metafísica inglesa de John Donne entre otros. No hablo de amores no correspondidos ni de soledades arraigadas al alma, sino de cuestiones puramente filosóficas. En concreto, el siguiente poema podría hablar de tantas cuestiones que es mejor dejar a la libre interpretación, si bien mi intención era dar a plantear la duda sobre por qué a veces olvidamos que la vida es un camino de luz que nosotros mismos ocultamos tras nuestros miedos y nuestras lágrimas y lamentos.

Sin más dilación, espero que los siguientes versos os hagan sentir y disfrutar.

El llanto

Hoy el mundo me ha susurrado un llanto

y mis demonios han alumbrado el cielo de las caricias

que quedaron mudas en mis manos.

Hoy el mundo me ha susurrado miedo, dolor,

un estridente jadeo en mis sueños más fugaces.

¿Has visto el cielo teñirse con tu desesperación?

¿Has visto a la muerte bailando con tus deseos?

Tras ellos se esconde el sueño de un niño

que juega en el columpio de tus lágrimas en mis párpados.

Has visto mil estrellas caer de tus cielos apagados,

pero ninguna decorar tu sonrisa.

Has visto muchas flores marchitar en tu pecho,

pero te lamentas sin haber sentido su perfume en tus labios.

¿Qué es más importante, morir o saber renacer?

¿Susurrar a los oídos de un corazón caído

o al alma que emerge de una vida infiel?

Hoy el mundo me ha susurrado un llanto

por lo que hemos olvidado,

por los ojos fijos en los demonios de nuestro cuerpo.

Hoy el mundo me ha susurrado un llanto

por la sonrisa fingida, por el verso perdido,

por el sueño que muere en los desiertos

de nuestro olvido.

Un llanto en las caricias que nunca hemos dado,

en el beso jamás compartido.

En todo lo que hemos abandonado.

wazo-magazine-9-octubre-noviembre-1-34

Acerca del autor

Adrián López Cerdán

Te Puede Interesar

0 0 vota
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Pin It on Pinterest

0
Nos gustaría saber lo que piensas, por favor comentax
()
x