0
Industrias Creativas

Planeta Ecléctico: La Puerta

wazogate.com

“La Puerta”

“Hay dos palabras que te abrirán todas las puertas, tirar y empujar”

Dice el señor Refranero, quien como el diablo sabe más por viejo que por
diablo, que donde se cierra una puerta se abre otra.
Vivimos en una Tierra de oportunidades, y sin embargo aún no hemos sido
capaces de entender que sólo hay una puerta. Una sola puerta con dos umbrales: el
de dar y el de recibir. De tal manera pivotan sobre el mismo eje, que cuando no la abrimos

para dar, también permanece cerrada para recibir.

En esta Tierra de oportunidades hubo hasta quien intentó ponerle puertas

al campo, no sin cierta dificultad, porque en una época anterior se abrió de par en par

la puerta de la consciencia, aquella que nos llevó a creer que somos dioses caídos que se
acuerdan del cielo.
No obstante, en un inusitado giro, o mejor dicho, cabriola política
inesperada, consiguieron quitar todas las puertas y cercados sin que nos escapásemos del

redil. ¡Qué habilidad!
Creo yo que sería ese señor del que todos hablan pero no tenemos el gusto
de conocer: “El Mercado”. La apertura de los mercados fue inversamente proporcional al

cierre de las conciencias; de facto vivimos convencidos de que somos libres, de que
estamos instalados en la plena Democracia, cuando la verdad es que todo es pura
Demagogia.

Nos gusta pensar que el Amor y la Justicia son el camino que nos lleva a la
puerta de casa, nos complace creer que somos todo lo honestos y honrados que se puede
ser, a pesar de sus dificultades, pero sobre todo nos gustaría llegar a comprender la
verdadera identidad del animal político que somos, y volver a ser los grandes Constructores
que antaño creímos ser.
En definitiva, la vida es como una puerta batiente, entramos por un lado
cuando nacemos, y salimos por el otro cuando morimos. Salvo que seas budista, entonces
tu puerta es giratoria.
Curiosidades aparte, cada vez que veo un lanzamiento de penalti me asalta

la misma idea, ¿cómo ve el cancerbero la puerta que defiende? supongo que llena de

huecos, pero ¿cómo la ve el lanzador? Supongo que al contrario.
En esta Discordia que hoy habitamos, tendemos a pensar como en la

parábola del vaso medio lleno, medio vacío, y así nos encontramos puertas medio abiertas

o medio cerradas.
Dicen que casa de dos puertas mala es de guardar, incluso existen virus

informáticos denominados backdoor (puerta trasera), pero en esta casa donde hoy te

damos la bienvenida no hay puertas, ni tapias, ni cercados. ¡Adelante, pasa sin llamar!

Para saber más:

CONOCE A… J. CARLOS CASTIÑEIRA

Acerca del autor

Juan Carlos Castiñeira

Castiñeira por papá y Domínguez por mamá. He vivido en diferentes pueblos y ciudades de la piel de toro. Soy iconoclasta y ecléctico, militante del día a día, aunque voto a bríos que esto último me ha costado, después de más de medio siglo haciendo planes para pasado mañana.

También podría gustarte

0 0 vota
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comentarios
Más antiguo
Lo más nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Alicia
Alicia
5 Años hace años

Hay puertas que a veces es mejor dejar cerradas…

Carlos
Carlos
5 Años hace años

y hay puertas que es mejor no abrirlas…

YOLANDA RUIZ CASARES
YOLANDA RUIZ CASARES
5 Años hace años

La mía la tienes abierta. De par en par…

Alicia
Alicia
5 Años hace años

En tiempos donde luchamos por poner puertas al campo ¿no sería mejor abrir puertas en lugar de poner fronteras y cerrar los ojos ante lo que no nos gusta?

Pin It on Pinterest

4
0
Nos gustaría saber lo que piensas, por favor comentax
()
x