0
Industrias Creativas

El Flamenco y el gen del movimiento en el baile.

El Flamenco y el gen del movimiento en el baile.

El Flamenco se ha hecho inmenso, abarca a artistas de todas las nacionalidades

que pueden expresar y ganarse la vida bailando Flamenco. Ellos consumen el arte y la

sabiduría de la fuente, en Andalucía -como siempre y desde siempre- para expandirlo

por el resto de España y el mundo. Estudiantes de todas las regiones del planeta están

aprendiendo español, tan sólo por comprender el mensaje del cante y el lenguaje de las

clases, como pellizco, recoger, aire. La enseñanza se va a adaptando a la necesidad de

tener que transmitir un mensaje cifrado como si fuera la tabla del dos.

El Flamenco y el gen del movimiento en el baile

Es cierto, el Flamenco es muy difícil. Desde comprender musicalmente la

métrica del compás por bulerías, lanzar un grito de dolor sin gritar, o su ejecución

misma a la hora de bailar. Cualquier músico experimentado se rompe la cabeza en ésta

yuxtaposición del ¾ y 6/8, lo mismo que una gran cantante de garganta prodigiosa no

logra decir los ayes de salida o los melismas del cante. El mejor bailarín del Bolshói

puede adaptar su cuerpo a cualquier tipo de danza, pero para el flamenco es tan torpe

como cualquier principiante. En cuanto al baile, no se trata de habilidades físicas se

trata de comprender el gen del movimiento flamenco.

Por mi clase han pasado grandes músicos, cantantes y profesionales del baile de

otras danzas, con base en la danza clásica -el flamenco les destrozó sus parámetros-

todos podían aprender a “hacer” desde el primer momento, pero ninguno captaba la

sensación de pellizco, aire o soniquete. Si para éstos profesionales su percepción se

densificaba, ¿podéis imaginar lo que supone para cualquier persona con cultura musical

o corporal corriente? Ni siquiera me refiero a quien no comprenda el idioma, que por

supuesto presume aún más esfuerzo, sino a quienes no conocen la energía de su cuerpo.

Pongo un ejemplo: cuando en clase digo “levanta el esternón”, suelen levantar los

hombros y además acortan la respiración. Esto ocurre cuando no habitamos en nuestras

sensaciones.

El Flamenco y el gen del movimiento en el baile

Alguien totalmente ajeno a la cultura del flamenco pero apasionado por él,

necesita comprender mentalmente, para dar la orden a su cuerpo de hacer. Copiar lo que

el maestro propone, ya es un pobre recurso; de éste modo no hay presencia en el cuerpo,

porque las sensaciones que rellenan una marcaje no se hacen conscientes. Tengo

alumnos que en su primera clase me informan de todos los grandes artistas del flamenco

con los que han dado sus clases, la verdad es que en algún punto me asusto y me

pregunto “¿Qué voy a enseñarle yo?” Ellos cogen rápidamente los ejercicios y los

pasos, pero el cuerpo va a tirones, descolocado, sin aire y con esfuerzo.

Se está reinterpretando el arte de los grandes -de los pocos que quedan, como

Manuela Carrasco, Matilde Coral, Angelita Vargas, La Chana o los que ya no están

como Farruco, Carmen Amaya, la lista es larga y vale quilates-. Reinterpretándose para

la enseñanza, e investigando a través de la dimensión corporal, el gen de esos

movimientos flamencos. Sin empañar el arte como expresión única de la personalidad

flamenca de los “antiguos”. Los maestros que somos contemporáneos a ellos, no

creamos éste arte, pero lo decodificamos. Siguiendo el proceso de nuestros propios

movimientos con la vida a través del gen flamenco primero y luego pasándolo a los

alumnos. Yo me considero una de ellos, ya que mi formación como terapeuta corporal

me ha dado las herramientas necesarias para saber percibir en el cuerpo de los alumnos

o consultantes.

Me apasiona observar la transformación que acontece, cuando se toma

conciencia con unas pocas y simples pautas, lo que ocurre con la propia energía. Se abre

un camino mente-cuerpo, que con la práctica lleva a la mutación: primero el cuerpo

¿Qué siento? Y luego la mente ¿que pienso de esto que siento? Porque la vida como el

baile, ocurre en el cuerpo.

La India

Flamenca -Terapeuta Corporal-Escritora

www.la-india.es

21.5.2017

Guardar

Acerca del autor

Wazo Magazine es la revista colaborativa gratuita de Wazo Coop. Se trata de una publicación social que da acceso a personas voluntarias que contribuyen a su realización aportando artículos relacionados con proyectos de industrias creativas e innovación social.

También podría gustarte

0 0 vota
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Pin It on Pinterest

0
Nos gustaría saber lo que piensas, por favor comentax
()
x