0
Economía Social y Solidaria

El apagón de las mentes

El apagón de las mentes

La Latinoamérica de hoy en día es un mar de influencias importadas donde el concepto de libertad ha sido impuesto en nuestras mentes de forma estratégica. Así es que se ha logrado, desafortunadamente, la dominación del sujeto latinoamericano que en vez de tener una conciencia propia, posee una conciencia exógena. Esto quiere decir que el sujeto es sujetado al pensamiento, conclusiones y doctrinas de todo aquello por lo que es bombardeado a mansalva día a día.

Actualmente, los hombres yacen muertos de pensamiento, resulta preocupante que un adulto promedio durante sus 24 horas no haya dedicado ningún momento a pensar si lo que vive es correcto, si es justo que reciba el salario que recibe, si está realizando lo que soñó de niño o peor aún si es que debe dudar de lo que le cuentan o le quieren transmitir por la radio o la televisión. Pero, ¿Por qué es que el hombre moderno ha llegado a tal límite?

Para responder a esta interrogante, relataré dos breves experiencias de mi vida. He crecido dentro de un hogar donde estas ideas fueron intrigándome a medida que iba creciendo. Mi padre siempre me ha repetido que nadie puede infringir contra los medios de comunicación, que nadie puede reclamar por su contenido o exigir una mejor calidad de ellos dado que son entidades privadas intocables y justo este medio privado es libre de hacer lo que quiere con su propiedad. He allí donde la definición de qué es ser libre entró en conflicto conmigo mismo y justo allí es donde intenté entender si esto para alguien implica solamente a la primera persona gramatical y no a las dos restantes. 

El apagón de las mentes

Me recuerda también que por innumerables veces he oído o he sido participe de alguna charla donde el punto de atención son adultos que en su juventud “quisieron la paz mundial” o “dudaban  de su alrededor”. Todas esas historias las cuentan con el objetivo, no deseado posiblemente, de crear sujetos pasivos ante la realidad y sumergido en un muy irónico –Ya se te va a pasar muchacho, es la juventud hablando– convencen a muchos  que quizá justo debido al espíritu juvenil ven por única vez un atisbo de verdadera libertad de pensamiento, pero que muchas veces queda en el olvido para entrar a la horda de personas sin ideas propias.

Como se puede ver, ni bien florece alguna idea dentro de los nuevos adultos es inmediatamente atacado y convencido de que es una pérdida de tiempo combatir las ideas predominantes, resulta alarmante que ello no sea con voluntad sino que es algo que los troncos añejos creen con firmeza. Y ahora me planteo otra duda extrapolada de estos relatos.

¿Por qué tratan de hacer pasar a los medios de comunicación como un bien netamente común, privado y que no se somete a la crítica de un pueblo que demanda a gritos la necesaria culturización de sus habitantes sumidos en la ignorancia que actualmente nos embebe en discusiones y primeras planas sobre que a diario destruyen nuestro raciocinio?

Pregunta extensa que abraza muchas respuestas y que dejo al lector su contestación; Sin embargo, compromete la identificación de un sujeto activo que evidentemente disfruta de sus cometidos y que está arrasando con la realización de un apagón en nuestras mentes. Es momento que cada latino se comprometa y batalle estas ideas impuestas con el arma más poderosa que tiene un ser humano: el cerebro.

Acerca del autor

Wazo Magazine es la revista colaborativa gratuita de Wazo Coop. Se trata de una publicación social que da acceso a personas voluntarias que contribuyen a su realización aportando artículos relacionados con proyectos de industrias creativas e innovación social.

También podría gustarte

0 0 vota
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Pin It on Pinterest

0
Nos gustaría saber lo que piensas, por favor comentax
()
x