0
Blue World

Apellidos musicales

La sociedad moderna demanda profesionales especializados en áreas cada vez más específicas. Esto puede constatarse en la proliferación de nuevos grados y másteres universitarios en las disciplinas más diversas. Habitualmente, a una formación inicial de carácter general sigue una especialización que puede requerir varios años adicionales de estudio o práctica (la profesión médica es el ejemplo más conocido).

El mundo de la música clásica, por supuesto, no es ajeno a estas tendencias. Antes del siglo XIX, las distintas profesiones musicales no estaban tan nítidamente compartimentadas como hoy en día. Valga el ejemplo de Mozart: no sólo era un gran pianista y compositor, sino que era también un excelente violinista y un gran improvisador (es conocida su participación asidua en duelos improvisatorios: algo que, en una estética completamente diferente, encontramos hoy en día en la música de jazz).

Actualmente los músicos se consagran, normalmente, a una disciplina concreta, o al menos a una disciplina principal, encontrándonos con instrumentistas, directores, compositores, o musicólogos, entre otras especialidades. Una vez finalizados los estudios profesionales y superiores, es frecuente decantarse por una especialización adicional. No obstante, es raro encontrar que estos profesionales se presenten a sí mismos con apellidos. Sin embargo, el caso de los pianistas es algo distinto; es por ello que hemos estimado oportuno detallar, a modo de glosario, algunos ejemplos que ilustren estas distintas especializaciones

Pianista concertista: es aquél que ofrece conciertos y recitales, ya sea en solitario o acompañado por una orquesta sinfónica. Podrían incluirse aquí aquellos pianistas que forman parte de agrupaciones camerísticas estables.

Pianista acompañante: aquél que toca junto a otros instrumentistas o cantantes, ya sea obras originales con piano o reducciones orquestales. El uso del término acompañante, como ya comentamos en el anterior artículo de esta misma sección, es percibido a menudo con cierta carga despectiva, puesto que podría sugerir que la importancia de la labor del pianista es secundaria. Por ello, se buscan a menudo términos alternativos. En el mundo anglosajón, por ejemplo, se viene reemplazando el término accompanist por el de collaborative pianist, especialmente en Estados Unidos.

The Piano. .||.|.||.|.|.||. from Matty Brown on Vimeo.

Pianista repertorista: relacionado con el término anterior, del que no tiene una distinción nítida. Suele aplicarse a aquellos pianistas que no se limitan a acompañar, sino que también trabajan con el instrumentista o cantante aspectos musicales relativos a la interpretación del repertorio correspondiente. En el mundo anglosajón suelen recibir el término coach, tan de moda últimamente también en nuestro entorno.

Correpetidor: término tomado del francés répétiteur (répétition significa también ensayo). Similar al pianista repertorista, pero centrado en el mundo de la ópera. Sus tareas son diversas: se encarga, por ejemplo, de tocar la parte orquestal en los ensayos musicales y escénicos, a menudo en presencia del director. También puede requerírsele cantar la parte de alguno de los solistas en ausencia o indisposición de estos. Asimismo, pueden asignársele tareas de dirección auxiliar (caso de los coros o grupos instrumentales internos, tan frecuentes en la ópera). En ciertos teatros, el correpetidor se encarga también de efectuar ensayos previos con los cantantes, de ofrecer asesoramiento lingüístico, o de tocar el clave o el órgano en las representaciones.

Pianista orquestal: término seguramente muy poco o nada utilizado, pero que podría emplearse para definir a los pianistas que integran una orquesta (no como solista, sino como parte de ella). Es frecuente que se le pida tocar también la celesta o el órgano, a veces en el transcurso de la misma obra.

Acerca del autor

+ posts

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Pin It on Pinterest

    Share This