0
Economía Social y Solidaria

10 COSAS QUE CAMBIAN CUANDO VUELVES A TU PAÍS DE ORIGEN

10 COSAS QUE CAMBIAN CUANDO VUELVES A TU PAÍS DE ORIGEN

10 COSAS QUE CAMBIAN CUANDO VUELVES A TU PAÍS DE ORIGEN

Mucha gente suele viajar por varios lugares y conoce destinos donde les gustaría quedarse. Unos lo hacen por diversión, otros por trabajo y otros porque las circunstancias se lo exigen. Pero cómo sería quedarte en ese lugar que te gusta pasando por encima de tu tierra natal y dejando atrás familiares y amigos para luego regresar después de años y creer que nada ha cambiado.

Han pasado muchos años, trece para ser exactos, desde aquel final de verano en Lima cuando partía hacia Madrid. Familiares y amigos entre risas y llantos apilados en el aeropuerto para despedirme y desearme lo mejor en mi nueva vida; y enrumbar a un destino que no conocía pero que tenía grandes esperanza y objetivos de superación personal y profesional.

Muchas cosas han cambiado desde aquel recibimiento de mi tío en Barajas. En el avión conocí a Sandra, una paisana que regresaba a Barcelona después de unas vacaciones en Lima, la vi llorando y me atreví a preguntarle si se encontraba bien, a lo que me respondió que no, que se sentía apenada porque se regresaba decepcionada del país porque no había cambiado nada e incluso lo había visto peor.

En ese momento no le tomé importancia porque mi destino era lo contrario, yo me dirigía a una ciudad totalmente desarrollada y evolucionada. Pero el vivir aquí te hace dar cuenta de muchas cosas. Por un lado, extrañar siempre a tus seres queridos y a las costumbres que tenías en tu lugar de origen. Por otro lado, aprendes cosas nuevas que te gustaría aplicarlas en tu tierra natal y siempre convencido que sería para un mejor desarrollo.

10 COSAS QUE CAMBIAN CUANDO VUELVES A TU PAÍS DE ORIGEN

Pero qué cosas cambian cuando vuelves después de muchos años. Desde una simple manera de saludarte con alguien, hasta la manera de relacionarte nuevamente con las personas. Ahora veremos unos puntos que notaremos todos aquellos que regresamos a la tierra donde nacimos.

  1. La idiosincrasia social: es una de las cosas que más puede afectar, teniendo en cuenta que la manera de comportarse de una sociedad a otra siempre va a ser distinta, y estar acostumbrado en una urbe desarrollada llena de valores es difícil que uno se vuelva a adaptar. En el día a día de la gente, se ve reflejado su comportamiento social y muchas personas no se dan cuenta o no quieren abrir los ojos de que una sociedad con valores e inteligencia emocional es lo mejor para salir adelante como país.
  2. Sientes un poco más de independencia: El haber empezado independientemente en otro país, teniendo que buscarte la vida solo y saliendo adelante derribando obstáculos por tu cuenta, ha hecho que te sientas más seguro y no depender de nadie. Cosa que lo puedes notar en esta sociedad dependiente, amarrada a un tipo de vida llena de prejuicios.
  3. La comparación en todo momento: siempre estamos comparando todo, la manera de vivir, los precios, el tráfico, la moda, las personas; creemos que muchas cosas son distintas, que una sociedad está más evolucionada que la otra, hasta un momento de adaptación.
  4. El hablar otro idioma: muchas personas suelen pasar muchos años en un país anglosajón, más aún si estuvieron de niños, y se adaptan a un cien por cien, pero de vuelta a casa les cuesta expresarse con frases completas, desde las jergas que ya pasaron de moda, hasta las nuevas expresiones que se hacen difíciles de pronunciar.
  5. La comida: este sería una de las cosas más fáciles de adaptación. Quién no ha echado de menos la comida de mamá, o lo ricos potajes que encontramos a la vuelta de la esquina. Siempre estamos dispuestos a volver a probar y saborear esos ricos aromas que caracterizan el folklore culinario de nuestra tierra y, por consiguiente, lo cambiaríamos rápido con mucho gusto.
  6. El barrio y los amigos: con el pasar de los años sufres muchos cambios en tu existencia personal, muchos amigos de la infancia han hecho su vida; unos se han mudado de hogar, otros tienen familia, y unos pocos siguen ahí; dispuestos a recibirte cuando vuelvas y a recordar, entre cervezas, aquellos momentos que pasaron juntos en el barrio y con las últimas noticias de los nuevos vecinos. Ellos siempre te recordarán bajo el perfil del cual te fuiste.
  7. Los estudios y el trabajo: siempre es bueno adaptarse a un trabajo nuevo en una misma sociedad, pero cuando es en otro país es más complejo, la amera de trabajar, el horario y la presión dependerá del tipo de trabajo y gente con la que convivas. En los estudios se puede tomar ventaja viniendo de un colectivo más avanzado pues se puede aprovechar e imponer ciertas tendencias que aún no se aplican en clase.
  8. Cuando lo pragmático se vuelve teórico: esto se puede referir al aspecto social, la pragmática es una de las virtudes de las sociedades nuevas y eso cuesta un poco a la hora de querer estar en una ciudad más sencilla y que avanza a paso lento. La administración de las cosas, el resolver problemas, la distribución de los contenidos en todos los aspectos hacen que pareciera que todo se quedara en una simple y mera teoría.
  9. Plantear tu vida de otra manera: volver al lugar a donde naciste después de muchos años es replantearte tu vida, empezar de cero. Llegas con un objetivo único que es salir adelante y abrazar esas oportunidades que te puede ofrecer tu país, como una segunda oportunidad.
  10. Cuando te encuentras en una crisis de identidad: todo esto se ve reflejado en una pequeña crisis de identidad porque te sientes identificado con un país que te recibió en su momento y te enseñó muchas cosas como madurar, sobrevivir y salir adelante. De alguna manera lo agradeces y te sientes orgulloso de pertenecer a ambos lugares. Muchas veces queriendo regresar a esa comodidad puesta a base de esfuerzo y que la dejaste por la añoranza natal.

Todos estos puntos son unos de los muchos que nos puede marcar a la hora de volver a nuestra ciudad de origen. Pasaremos por una o varias situaciones en la que nos daremos cuenta los pro y los contra, de lo que vivimos en ambos lugares; lo que se aprende y desaprende de cada país; las virtudes y defectos; y. la sensación de volver a adaptarse a una sociedad que siempre te recibirá con los brazos abiertos porque fue la que te vio nacer.

Hoy en día, con las nuevas tecnologías es más fácil estar conectados e informados de todo lo que pasa en diferentes lugares. Podemos estar en comunicación diaria con nuestros familiares y amigos, haciendo más corta la brecha entre nosotros y nuestra ciudad natal. Pero, nada se compara a la experiencia misma de estar presente y volver a experimentar ese tipo de vida que en su momento dejamos atrás.

Acerca del autor

Wazo Magazine es la revista colaborativa gratuita de Wazo Coop. Se trata de una publicación social que da acceso a personas voluntarias que contribuyen a su realización aportando artículos relacionados con proyectos de industrias creativas e innovación social.

También podría gustarte

0 0 vota
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Pin It on Pinterest

0
Nos gustaría saber lo que piensas, por favor comentax
()
x